domingo , 17 octubre 2021

Noticia de El Correo (sponsor del Open). ‘El aldeano de Bakio’ regresa de California

El aldeano de BakioEl Museo de Bellas Artes de Bilbao expone hasta mayo este «importante» cuadro de Adolfo Guiard, cedido por los descendientes del naviero Ramón de la Sota

El artista bilbaíno Adolfo Guiard pintó entre 1888 y 1894 ‘El aldeano de Bakio’, ‘La Siega’ y ‘De Promesa’ por encargo del naviero Ramón de la Sota. Las tres obras lucieron en su vivienda hasta que el paso de las décadas separó sus caminos. Hasta ayer. Los tres lienzos, considerados piezas clave en la historia de la pintura vasca, vuelven a reunirse en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, que los expondrá en la sala 19 hasta el próximo 30 de mayo.

Tanto la ‘La Siega’ y ‘De Promesa’ ya podían disfrutarse en la pinacoteca del parque desde hace años. En concreto, el primero llegó en 1999 en depósito gracias a la familia Celaya, mientras que el segundo fue adquirido en 2008 por 210.355 euros. Ahora el trío se completa gracias a unos descendientes de De la Sota que residen en California, desde donde han cedido ‘El aldeano de Bakio’ para esta muestra temporal. «Estamos encantados de tenerlo aquí. Tiene una importancia histórica grande porque marca la entrada del impresionismo y, por lo tanto, de la modernidad en la pintura vasca», explicó ayer el director del Bellas Artes, Javier Viar, durante la presentación del cuadro. De 127 x 76,2 cm., presenta a un casero «mientras se toma un pequeño respiro en su tarea».

Con Degas en París
Hijo del fotógrafo francés Alphonse Guiard, Adolfo Guiard nació en Bilbao en 1860 y fue el segundo de quince hermanos. Viajó a París cuando tenía 18 años y allí se topó con las rupturas de los impresionistas, sobre todo de Edgar Degas. Con su regreso, introdujo a la pintura vasca -junto a Darío de Regoyos- en la modernidad, lo que le supuso no pocas reprobaciones por parte de la crítica y coleccionistas vascos. De hecho, la exposición pública por primera vez de ‘El aldeano de Bakio’ en un local de la calle Correo desató una fuerte polémica en la prensa de la época entre el escritor Nicolás Viar y el poeta Antonio Trueba, en la que llegó a intervenir Miguel de Unamuno.

Guiard pintó ‘El aldeano de Bakio’ cuando residió en la localidad costera a finales del XIX. Fue su primer cuadro dedicado al mundo rural vasco, temática predilecta a lo largo de su carrera.

Mira además

GRENIER; CAMPEÓN DEL OPEN KIROLETA 2021

Grenier se corona a la tercera en el Open Kiroleta de Bakio

El tenista francés Hugo Grenier se ha proclamado este sábado ganador de la edición número …

Deja una respuesta